"Quiero hacer un mapa sonoro de la actualidad musical de los países árabes; mostrar cómo late"

Un instante de la grabación del documental en El Cairo [Noticias de Gipuzkoa] El músico guipuzcoano Fermin Muguruza (Irun, 1963) está viajando por Oriente Oriente con el propósito de grabar trece documentales centrados en la cultura musical de varios países. Es un encargo de la cadena qatarí 'Al Jazeera' y los trabajos se estrenarán en 2011

EL CAIRO. Son las cuatro de la tarde y el Nilo refleja la historia de las casas-barco que se balancean a lo largo de toda su orilla. Es una vista privilegiada que se disfruta desde el Culture Wheel, uno de los puntos culturales cairotas por excelencia, donde la música tradicional y contemporánea se mezcla con exhibiciones progresistas de artistas egipcios. Es la clausura del Festival de Jazz y Fermin Muguruza aparece entre los sonidos de un contrabajo y un piano que ensayan antes de la gran noche. Con espontaneidad y cercanía, Muguruza saluda y sonríe, y tarda poco en empezar a hablar de su gran proyecto: la oportunidad que le ha dado la cadena de televisión qatarí Al Jazeera de dirigir varios documentales, una propuesta que le llevará a visitar varios países de Oriente Medio a lo largo de todo este año. El primero, en el que ya ha estado: Egipto.


Un gran reto el que le ha propuesto Al Jazeera, ¿no?
La verdad es que sí. Es algo apasionante. Es un viaje que me va a llevar a mí y a mi equipo a viajar a través de todo Oriente Medio, realizando distintas filmaciones. En total van a ser trece episodios de 53 minutos cada uno. Vamos a hacer dos episodios sobre la música en Egipto, Marruecos, Argelia y el Golfo arábigo y uno sobre la música en Túnez, Siria y Sudán. De todos modos, al final abarcamos más países porque en el Golfo arábigo vamos a hacer un episodio sobre Kuwait, Bahrein, Emiratos Árabes y Qatar; y el otro capítulo sería sobre Omán y Yemen. En total, un recorrido por los países más ricos, musicalmente hablando, de Oriente Medio.

¿Cree que su último documental Checkpoint Rock: canciones desde Palestina le ha servido de trampolín para llegar a tener esta oportunidad?
Más que trampolín me ha servido para entrar en contacto con la gente de Al Jazeera, para que ellos conocieran esta película cuando la presenté el año pasado en el Festival de Granada. Ha servido para que se enamoraran de ella, investigaran sobre el trabajo que había hecho durante el resto de años y para que incluso valoraran una labor realizada a nivel doméstico, como fue el caso del documental que hice en Jamaica. También ha servido para que vieran que soy una persona que intenta trabajar sin ningún tipo de prejuicios, basándome siempre en el respeto por todas las culturas. Pero la verdad es que habría que preguntarles a ellos por qué me eligieron a mí para hacer esto. ¿Por qué un vasco, que canta en euskera y que se ha movido por el mundo entre diferentes culturas? Bueno, lo importante es que quisieron que lo dirigiera yo y me pareció un gran reto; un reto muy apasionante.

El objetivo del proyecto está relacionado, entonces, con la idea de su anterior documental de "derribar muros y despertar conciencias".
La idea es hacer un mapa sonoro de la actualidad musical en los países árabes que vamos a visitar. Mostrar lo que está pasando, cómo late la música en estos lugares, cómo se expresan los países árabes a través de su música: desde las expresiones más tradicionales a los movimientos más actuales. Hay que derribar las fronteras de la conciencia a través de estos proyectos. Por ejemplo, la gente escucha mucho hablar sobre el conflicto político de Palestina pero realmente no se sabe cómo viven ellos, cómo es su cultura. Cuando empecé a pensar en hacer esta película sobre la música en Palestina, me di cuenta de que había miles de documentales sobre lo que es el conflicto en Palestina, pero no había ninguno sobre su cultura. A veces aparecía algún músico y otras un verso del famoso Mahmud Darwish pero nunca un documental especifico sobre los músicos, que era lo que a mí me interesaba como artista y como persona. La idea era buscarlos, conocerlos y abrirles los micrófonos para que se expresaran.

¿Cree entonces que existe la necesidad de crear un puente de información entre Oriente y Occidente?
Totalmente. Tenemos ahora el ejemplo estando en Egipto, que sirve como puente entre Oriente y Occidente. Un país que une África con Asia y que une la cultura mediterránea con la subsahariana. En definitiva, es un cruce de caminos; un país-continente, y la cuna de la civilización… Y hay que informar a la sociedad sobre esto. Además, una de las teorías más cercanas que existen acerca de dónde venimos las vascos es que procedemos de Egipto, de las antiguas tribus de alrededor del Nilo. Por eso la lengua bereber tendría tantas semejanzas con el euskera. Estamos aquí, charlando al lado del Nilo, con esta magia que tiene, y vete a saber si algunas palabras del euskera nacieron en este mismo sitio.

¿Por eso ha elegido Egipto el primer país de esta andadura?
Era una especie de intuición que tuve basada en la idea de que Um Khultum, la gran diosa de la música árabe, fuese egipcia. En Palestina escuchábamos a Um Khultum, al igual que en todos los países árabes que he visitado. Su historia me apasiona. Ese poderío, esa manera de romper los estereotipos de la mujer en los países árabes. A ella se le llama "la cuarta pirámide de Egipto". Me obsesioné mucho con la vida de esta mujer. He leído su biografía, sus documentales y por supuesto he escuchado su música, he visto su funeral, en el que la gente se suicidaba... Un funeral al que acudió más gente que al de Nasser. Y entonces pensé que teníamos que empezar aquí, en Egipto, por todo lo que he contado antes: por el río Nilo, por lo visual de este país, por sus pirámides… Y porque es un lugar que ha recogido toda la tradición de la música de los países árabes, ya que antiguamente todo músico de Oriente Medio que quisiera triunfar venía aquí, a Egipto.

¿Cómo prosigue su viaje?
El mes que viene estaremos en Túnez, en mayo en Marruecos, en junio en Argelia, en julio iremos al Líbano y Siria, en octubre a Sudán y en noviembre al Golfo arábigo.

¿Cuándo finalizará todos las películas?
Esta serie de documentales se comenzará a emitir en enero de 2011, en primer lugar en la cadena Al Jazeera Documentary Channel (la cadena de documentales de Al Jazeera), después en la cadena que tienen en inglés (Al Jazeera English) y luego, supongo, que se verá en las televisiones que estén interesadas en comprarlos.

¿Seguirá buscando nuevas fusiones por el mundo?
Este año lo dedicaré a este apasionante trabajo. No sé si el año que viene haré música propia o haré algún trabajo de documentales. Ahora tengo que centrarme en este proyecto que está dando trabajo pero también muchas satisfacciones.

 

Primera parada: Egipto

Han escuchado a más de cien grupos pero sólo unos privilegiados participan en el documental

EL CAIRO. Tras pisar tierra egipcia, Muguruza y todo su equipo, compuesto por cinco personas -dos técnicos de sonido: Atxus y Angel Katarain, Jordi Abusada como técnico de cámara, y Natalia de Ancos en producción- comenzaron la búsqueda de grupos de música egipcios que quisieran expresarse a través de sus sonidos. Así, tras escuchar a más de cien formaciones, sólo unos pocos han sido los privilegiados que van a formar parte de la historia de los dos primeros episodios de este documental, dedicados a la música egipcia. "La primera parte está centrada en El Cairo como ciudad, y en la segunda he querido reflejar el recorrido a través del Nilo", comenta Muguruza. El artista ha grabado junto a un grupo de música moderna egipcia que mezcla sonidos procedentes del folk egipcio, llamado Westelbakad. También ha colaborado con cantantes de música clásica árabe como Omar Kairat, Fathi Salama o el conocido como rey de Egipto, Mohammad Mounir.

ALEJANDRÍA Y PORT SAID Pero además de a El Cairo, Muguruza y su equipo han viajado a diferentes puntos del país como Alejandría y Port Said, donde se reunieron con el famoso grupo El Taboula, "un grupo de viejitos encantadores con música muy vital, que me recuerda a Buena Vista Social Club". "Todos los conflictos que han sufrido están reflejados a través de las canciones. De hecho, nos cantaron una canción de celebración de la nacionalización del Canal de Suéz", afirma el irundarra. En definitiva, han sido casi 25 días de intenso trabajo a ritmo de la música más revolucionaria. "Al haber vivido tantas emociones juntas da la sensación de que hemos estado medio año aquí. Estoy encantado", se congratula Fermin Muguruza.

 

Al Jazeera

HIZKUNTZAK / LANGUAGES

Euskara CastellanoFrançaisEnglish

ARCHIVES

PHOTOS

FERMIN MUGURUZA

FM web FM twitter FM facebook FM myspace

LIÉES

Aljazzera

Aljazzera Documentary Channel

Fermin Muguruza

Checkpoint Rock

Talka

Symbol